carrito

No hay productos

0,00 € Transporte
0,00 € Total

carrito Confirmar

Mesa de TV Falfar Ampliar

Mesa de TV Falfar

  • 95 x 40 x 52 cm.
  • 125 x 40 x 52 cm.

Disponibilidad: disponible

360,58 €

Mesa de TV. con patas cromo y estantes de cristal templado de 10 mm. con ruedas.

Disponible en dos tonos y dos medidas

Acabados:

Patas en acero cromado y cristales transparentes templados 10 mm. de espesor

Patas en acero lacado negro y cristales transparentes templados 10 mm. de espesor

Medidas: 95 x 40 x 52 H. cm.

                125 x 40 x 52 H. cm.

Esta mesa auxiliar de Cristal, fabricada en un espesor de 10 mm transparente, es una mesa que por su diseño, encaja perfectamente en cualquier rincón de su hogar. Resistente y ligera.

Se tardó mucho en descubrir el cristal y sus propiedades. Pero no se tardó tanto en imaginarlo como decoración, como posible material para mobiliario e incluso como elemento de construcción. Y es que el cristal posee una belleza y unas características que lo hacen perfecto para decorar interiores.

Gracias sobre todo a los avances tecnológicos, hoy en día se puede disfrutar en casa de muebles como estas mesas de cristal, con total seguridad y funcionalidad.

La capacidad decorativa de estas mesas es obvia. Con un diseño de vanguardia y una imagen sofisticada, las mesas de cristal aportan ligereza a los ambientes, amplitud, claridad y luminosidad.

Las grandes características de las mesas de cristal que las hacen perfectas para decorar la mayoría de los ambientes son:

Extrema ligereza visual. Ya que una mesa de cristal apenas aparece dibujada para el ojo, no resulta un mueble pesado ni cargante para el interior.

Reflejo de la luz.

El cristal, sobre todo en su versión más transparente, no solo deja que la luz le atraviese, sino que la refleja creando impresionantes juegos luminosos de los que aprovecharse con mesas de cristal como las que hoy os propongo.

Realza el entorno.

Manteniendo como razón la segunda característica, una mesa de cristal no es solo valiosa en sí misma si no que revaloriza su entorno. Por eso una mesa de cristal es perfecta también cuando queremos destacar esta pieza y la demás decoración de la sala. Los aportes de luz y el hecho de que permita la visión a través de ella, hacen de una mesa de cristal un elemento que realza el entorno.

Separa, pero no aísla.

De la misma forma y por el mismo motivo, una mesa de cristal puede ser un elemento que delimite zonas, pero sin aislarlas. Aunque evidentemente se ve y por eso es capaz de separar un ambiente de otro, una mesa de cristal no evita la visualización de cualquier otro espacio tras ella. Por eso, es ideal para crear separaciones de interiores que necesiten al mismo tiempo amplitud de espacio visual.

Variado acabado.

Para las mesas de cristal, al igual que para otros muebles fabricados en este material e incluso para la construcción, los acabados son tan variados que podemos adecuar las piezas de cristal a nuestro gusto, nuestras necesidades o nuestro estilo decorativo.